Biden alega acercarse a la ONU, pero contraviene llamados a cesar bloqueo

Bloqueo Cuba

El presidente estadounidense, Joseph Biden, defendió acaloradamente lo que considera el regreso de su país a los foros internacionales, especialmente la ONU , al que desatiende en relación con Cuba.

En un arranque para distanciarse de la convulsiva era de Donald Trump, Biden intervino en el septuagésimo sexto período de sesiones de la Asamblea General de la ONU , donde se presentó como paladín de la democracia y la paz.

Sin embargo, la confrontación e incluso las sanciones se mantuvieron durante los primeros ocho meses de la presente administración demócrata en sus nexos con Cuba.

Restricciones a funcionarios, pronunciamientos injerencistas y, sobre todo, la continuidad de las más de 240 cortapisas suscritas por Trump, caracterizan la relación entre Estados Unidos y la nación caribeña en 2021.

Biden, quien afirmó comprometerse con la diplomacia tras la aparatosa salida de los estadounidenses ocupantes de Afganistán, no parece calzar esa línea hacia otros países que cuestiona periódicamente.

Es lo ocurrido con Cuba al asegurar su apoyo a quienes calificó de manifestantes y activistas que, a su juicio, mantienen viva la democracia. 

Llamó la atención que la limitada alusión del gobernante a América Latina y el Caribe se circunscribiera a Cuba y Venezuela.

Sus asesores pasaron por alto las 60 masacres cometidas este año en Colombia, como si fueran aportes a la democracia.

Tampoco es democrático que Estados Unidos desestime el peso de 29 pronunciamientos de la Asamblea General de la ONU para poner fin al bloqueo contra Cuba.

En México, tan próximo geográficamente hablando a la potencia del Norte, más de una treintena de presidentes, primeros ministros, cancilleres y otros responsables suscribieron recientemente una declaración contra el cerco estadounidense a Cuba.

El pronunciamiento de la sexta cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños siguió a una ardorosa exhortación del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

AMLO, como lo conocen, opinó que Biden tiene lo que denominó “suficiente sensibilidad política” para atender su llamado para cesar el boicot a Cuba, ya que, en su razonamiento, ningún Estado tiene derecho a someter a otro.

Y menos, como proclamó el canciller cubano, Bruno Rodríguez, hacer lo que correspondió a Trump, utilizar a la pandemia como aliada del asedio.

Etiquetas