Legislación

Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubanas

La Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubanas —Ley 80— declara “ilícita la Ley Helms-Burton, inaplicable y sin valor ni efecto jurídico alguno” en su Artículo 1, por lo que resulta nula toda reclamación sustentada en ella, de persona natural o jurídica, cualquiera que fuere su ciudadanía o nacionalidad. Esta ley protege a los empresarios extranjeros que invierten en Cuba y les ofrece total garantía jurídica ante la activación del Título III de la Helms-Burton.

¿Por qué fueron legales las nacionalizaciones?

En la Ley Helms-Burton insistentemente se utilizan los términos «propiedades confiscadas» y «bienes confiscados». Como explica la Dra. Olga Miranda Bravo, ninguno de estos términos es «similar a la nacionalización (...) definida esta como un acto por el cual la nación, según el proceso legal, puede disponer la apropiación, por diferentes razones, de propiedades privadas para pasarlas al tesoro público»

¿Cuál es el verdadero origen de la Ley Helms-Burton?

En 1998, apenas dos años después de ser aprobada la ley Helms-Burton, el Center for Public Integrity (CPI), una reconocida organización no lucrativa dedicada a la investigación periodística con el fin manifiesto de “revelar abusos de poder y la corrupción de instituciones públicas y privadas” de Estados Unidos, publicó un extenso informe sobre el origen de esta ley, que hasta hoy no ha sido refutado.

 

La Ley Helms-Burton es inaplicable y no tiene valor ni efecto jurídico alguno

Tras el anuncio del Secretario de Estado de EE.UU. sobre la decisión de no volver a prorrogar la aplicación del Título III de la Helms-Burton, el Canciller cubano aseguró a los empresarios extranjeros todas las garantías para la inversión y los proyectos conjuntos: «Ellos tienen como respaldo las leyes cubanas, el Derecho Internacional y las legislaciones de sus propios países»

¿Cómo y quiénes calculan el costo del bloqueo?

La cifra crece año tras año. No por casualidad, azar o capricho, sino como resultado de una rigurosa investigación económica y social que intenta una aproximación numérica a una deuda en dolor y sufrimiento que nadie nunca podrá pagarle al pueblo cubano.

El bloqueo contra Cuba continúa vigente y se aplica con todo rigor

Las leyes y regulaciones que sustentan esta política continúan vigentes y son aplicadas por las agencias del gobierno de los Estados Unidos, especialmente por los Departamentos de Tesoro y Comercio y, en particular, la Oficina de Control de los Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés)

Más información :

www.granma.cu/file/pdf/2017/10/25/G_2017102516.pdf

 

A más de medio siglo, ¿el bloqueo se recrudece?…

CUBA, 7 de julio de 2017.- Más allá de administraciones demócratas o republicanas, en los últimos 54 años un tema siempre ha ocupado la agenda del presidente de turno de Estados Unidos en su relación con Cuba: el bloqueo económico, comercial y financiero.

Obama llega cuando la Ley Helms-Burton cumple veinte años

CUBA, 15 de marzo de 2016.- El presidente Bill Clinton firmó la Ley Helms-Burton en la Casa Blanca rodeado de importantes miembros de la ultraderecha anticubana de Miami.

Bloqueo, 18 años de la ley Helms contra Cuba

CUBA, 25 de marzo de 2014.Aunque millares de especialistas y profesores estadounidenses están en disposición y reclaman su derecho a intercambiar conocimientos con sus homólogos cubanos, la demencial permanencia del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno norteño impide que la ciencia y el conocimiento de esas personas se beneficien recíprocamente en todo su potencial.

Ley Helms-Burton: una aberración jurídica

El 12 de marzo de 1996, el Presidente de los Estados Unidos William J. Clinton firmó y puso en vigor la llamada Ley de la libertad cubana y solidaridad democrática de 1996, o Ley Libertad, más conocida por los nombres de sus principales promotores, el senador (R) por Carolina del Norte, Jesse Helms, y el representante (D) por Illinois, Dan Burton, pero con la que están comprometidos los sectores más conservadores y ultraderechistas del espectro político estadounidense y cubanoamericano.

Páginas