Presidente ecuatoguineano reafirma su postura contra bloqueo a Cuba

GUINEA ECUATORIAL, 11 de octubre de 2018.- El mandatario de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, ratificó hoy aquí la postura de su país contra el bloqueo estadounidense impuesto a Cuba al recibir al vicepresidente de la isla Roberto Morales Ojeda en el palacio presidencial.

Guinea Ecuatorial siempre respaldará a Cuba en su reclamo para que cese la política unilateral impuesta por Washington a La Habana, afirmó Obiang.

El jefe de Estado ecuatoguineano envió un saludo al primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, y al presidente Miguel Díaz-Canel, y se mostró a favor de ampliar la colaboración entre los dos países en todas las áreas posibles.

Por su parte, Morales Ojeda entregó a Obiang una carta de Díaz-Canel con motivo de los 50 años de la independencia de Guinea Ecuatorial, que se celebrará el 12 de octubre, y dijo que por problemas de agenda, el mandatario cubano no asistirá a los festejos.

Al arribar a Malabo, Morales Ojeda fue recibido por el primer ministro ecuatoguineano, Francisco Pascual Obama, ocasión en la cual ambos ratificaron el interés de sus gobiernos de potenciar la colaboración entre sus respectivas naciones.

Como parte de la visita que se extenderá hasta el 14 de octubre, el vicepresidente se reunió con el ministro de Estado de Sanidad y Bienestar de Guinea Ecuatorial, Salomón Nguema, con quien coincidió en la importancia de fortalecer la cooperación entre ambos países, iniciada hace más de cuatro décadas.

Los trabajadores cubanos de la salud, dispersos por las siete provincias ecuatoguineanas, suman 221, un número que pudiera incrementarse en el futuro, según las palabras de Morales Ojeda y Nguema.

Además de este sector, en Guinea Ecuatorial prestan sus servicios profesionales cubanos de la educación, la electricidad y la construcción, entre otros, a fin de contribuir al desarrollo económico y social del país centroafricano.

Desde el pasado 1 de octubre, en Malabo tienen lugar actividades culturales y deportivas con motivo de las cinco décadas de la independencia de Guinea Ecuatorial de la corona española.

Banderas nacionales y lumínicos multicolores adornan la ciudad, una urbe que, sin dejar atrás la arquitectura clásica heredada de España, cobija edificaciones modernas que evidencian el progreso alcanzado por la nación en los últimos 50 años. (Cubavsbloqueo-Prensa Latina)

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario