La solidaridad no se puede bloquear

Berna, 15 de mayo de 2019. - Durante casi seis décadas, el bloqueo de Estado Unidos contra Cuba ha causado daños considerables en sectores de gran impacto social como la salud. Los daños acumulados en el sector ascienden a casi 3 mil millones de dólares, sin embargo, sus daños humanos son incalculables por el sufrimiento causado a las familias cubanas.  

Recientemente el gobierno estadounidense, adoptó nuevas medidas para recrudecer el bloqueo, entre ellas la activación del Título III de la Ley Helms-Burton. Con ello se fortalece una política que constituye una violación masiva, flagrante y sistemática a los derechos humanos de las cubanas y cubanos.

Ante esta nueva escalada agresiva, MediCuba-Europa y MediCuba-Suiza, dos organizaciones con un fuerte compromiso solidario con Cuba y con su sistema de salud frente a los efectos del bloqueo estadounidense, reiteraron su desacuerdo con esta política.

“Para el sector de la salud pública en Cuba, ya duramente afectado por la política criminal impuesta por el gobierno de los EE.UU., las consecuencias de activar el Título III serían devastadoras”, refirieron ambas organizaciones en un comunicado. También enfatizaron en las dificultades que ello podría generar en la gestión cotidiana de las principales instituciones hospitalarias y los servicios de salud cubanos, así como la repercusión en las inversiones destinadas a la investigación médica.

Refirieron además que “está claro que la decisión de la administración de Donald Trump es puramente egoísta y dictada por razones electorales para obtener el voto de la comunidad cubana de Florida, sin tener en cuenta el sufrimiento que implica para toda la población de Cuba.”

Por más de 20 años, MediCuba Suiza y MediCuba Europa han mantenido un fructífero intercambio y cooperación con Cuba, apoyando con la adquisición de equipamiento médico, insumos, medicamentos y la superación de profesionales de la salud cubanos en Suiza.

(Cubavsbloqueo/EmbaCuba Suiza)

Añadir nuevo comentario