Romerías de Mayo: ejemplo de la resistencia ante el bloqueo

HOLGUÍN, 8 de mayo de 2017.- Pertenezco a la generación de jóvenes cubanos que ha crecido bajo el injusto bloqueo impuesto por Estados Unidos a la Isla; pero que a su vez nunca ha dejado de crecer, soñar, crear. Una generación para la cual, además, el arte en cada una de sus manifestaciones, como la salud o la educación, resultó siempre cercano, natural, por lo accesible y presente en la cotidianidad.

Por eso sé que, cuando se lanza la pregunta de ¿puede el bloqueo detener la cultura? no se puede esperar más que una respuesta: nunca, no es posible. La cultura es parte de la vida del cubano y nada la podrá limitar u opacar.

Esta interrogante conduce el foro debate interactivo in situ y por Internet, que ha sido convocado por los organizadores de las Romerías de Mayo, alojado en el sitio web www.cubavsbloqueo.cu.

En el foro, como siempre que Cuba convoca al reclamo contra el bloqueo, llovieron las muestras de solidaridad contundentes desde todos los rincones, dentro y fuera de Cuba, pues el mundo entero reconoce la riqueza artística de nuestro país y se suma al rechazo unánime del bloqueo.

Al abrir el debate, Alexis Triana, presidente del Comité Organizador del evento, señaló que es preciso “luchar contra todo lo que paralice a nuestro país. Por eso luchamos contra una política que nos hostiga y que impide el intercambio cultural. El bloqueo persiste, daña, por eso estamos en este espacio de las Bloguerías para pedir su fin”.

Al tanto de todo, a través de la transmisión en streamen y el foro interactivo, Fernando Rojas, viceministro de Cultura, escribió: “la información que ofrecemos año por año precisa los perjuicios del bloqueo a la cultura. Pero, hay otro daño que no es cuantificable: el que se produce al limitarse el intercambio entre los pueblos de Cuba y EE.UU. y el que se realiza con otros países desde y hacia Cuba, como consecuencia de las medidas extraterritoriales que forman parte del andamiaje del bloqueo, que restringen iniciativas y emprendimientos. Cuba ha formado miles de profesionales del arte y un público excelente y ávido de las mejores realizaciones de la cultura universal, incluyendo las producidas en EE.UU.

”El bloqueo dificulta que las disfrutemos y que otros, en particular los ciudadanos de EE.UU., disfruten lo que hacen los artistas y escritores cubanos. Pero, al mismo tiempo, esos artistas cubanos y nuestro público han desarrollado la capacidad de enfrentar adversidades y cuentan con el apoyo institucional y de la sociedad civil para seguir expandiendo la creación y el interés. Esa capacidad, esa resistencia no puede ser ni será vencida por el bloqueo. Las políticas sociales que las sustentan, tampoco. El bloqueo nos daña, más que nada, pero no puede detener la cultura, ni la cultura artística, ni la entereza moral”.

Cualquiera que visite nuestra Isla podrá evidenciar que la cultura, la cubanía, la esencia del cubano están por doquier sin importar el bloqueo. Más allá de las carencias materiales los artistas cubanos se engrandecen día por día y en múltiples escenarios del todo el mundo colocan en lo más alto la cultura cubana.

Así lo resaltaba la usuaria @lis_cuba: “La cultura es una práctica cotidiana en Cuba, el acceso es gratuito y con un sistema de enseñanza priorizado por el Estado. Masificamos la cultura, porque un pueblo instruido siempre será libre. Nada podrá detener la cultura, ni el socialismo, ni la Revolución cubana, pero el criminal bloqueo contra Cuba es ya una política desfasada, inútil y sin ningún resultado para los intereses de derrotar el socialismo cubano. Somos un país donde se respira cultura y Revolución por todas partes”.

“A pesar del bloqueo impuesto al país por más de 60 años, nuestra cultura es altamente reconocida internacionalmente. Nuestros músicos, artistas, cineastas, diseñadores, pintores han nacido con la obra de la Revolución Socialista. Ni el Bloqueo ni nadie podrá con nuestra cultura... Somos una sociedad con fuertes raíces... somos imparables... somos cubanos”, validaba otra usuaria.

El invicto Comandante Fidel, en los momentos más complejos para la nación cubana, recalcaba que la cultura era espada y escudo de la nación, en alusión a su poder e importancia. Por eso es preciso salvarla, preservarla. Lo recalcaba el intelectual Paulo Guayasamín, quién en video proyectado durante el debate, se refirió la dignidad del pueblo cubano heredada de Fidel Castro.

La escritora Paola Valverde, presidenta del Festival Internacional de Poesía de Costa Rica, en otro mensaje enviado por video al forodebate, transmitió: “Deberíamos abrir las fronteras entre hermanos. Doy mi voto solidario para el maravilloso y resistente pueblo cubano, hermanos y hermanas y artistas. Estamos unidos en una fuerza superior y que nos conecta con nuestros propios corazones”.

También, Rafael González, vicepresidente de la AHS, resaltó la labor de la organización en la lucha contra el blogueo, en ocasión de las celebraciones por su XXX aniversario. “La cultura cubana no será detenida por nadie. Desde que Fidel hablara a los intelectuales, quedó signada la política cultural del país, y dejó bien claro que el arte y la cultura es lo primero que hay que salvar. El arte joven cubano está diariamente luchando contra el bloqueo”.

El joven Asel Alonso, participante en el debate, manifestó: “Tenemos que llegar a los Congresistas, que son los que determinan (el fin del bloqueo). Pero la denuncia tiene que ser constante, tenemos que llegar al pueblo norteamericano y difundir la inconformidad con esta política hostil en todos los espacios posibles, incluyendo las redes sociales”.

Un coterráneo, escribiendo desde Teherán, Jaime Yoan Batista, con un amplio análisis resalta que a los cubanos nada material nos ha detenido. El bloqueo interfiere, obstaculiza, enfada, pero la voluntad de ser y hacer de los cubanos es más fuerte.

"Es eso, el pensamiento, la creatividad de nuestros artistas con el apoyo de su público y a la vez el compromiso lo que jamás bloqueará a la cultura. Mucho se hace desde el arte, desde mantener la enseñanza artística hasta poner en escena una obra de cualquier compañía, o montar una exposición, hacer una escenografía para un programa de televisión. Y pregunto. ¿Hemos dejado de trabajar, de realizar nuestros proyectos?... Las carteleras de las instituciones demuestran el esfuerzo por mantenerlas abiertas. Quizá carezcan de lo más contemporáneo en materia tecnológica. Pero el talento opaca las carencias impuestas. Al final el ingenio y el aplauso recompensan.

”El bloqueo lo condeno, en plural y singular. Y les recuerdo a los bloqueadores, que Cuba no solamente es la Isla de la música, el tabaco y el ron. Ya no somos, desde hace décadas, el patio trasero del imperio o los imperios. Nuestras tradiciones, nuestros valores de identidad y patriotismo como expresión de la cultura cubana sostiene esa frase que el cantor de la Revolución Carlos Puebla nos recuerda: “se acabó la diversión, llegó el Comandante y mandó a parar”... El alma de la nación no la bloquea nada ni nadie. Los cubanos, todos de adentro y de afuera dignos nos sentimos orgullosos de ser cubanos. Ese es el mejor ejemplo de que nuestra cultura, más allá de las manifestaciones artísticas, es la columna de la resistencia. Bloqueadores desbloqueen Cuba y únanse a nuestras utopías, sueños y creaciones”.

Son innumerables los ejemplos de eventos y acontecimientos que colocan a Cuba a nivel internacional por su calidad y valores artísticos; como el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, el Internacional de Ballet de La Habana o lo que pasó durante el Día Internacional del Jazz o el concierto de los Rolling Stones y otros tantos.

Las propias Romerías, se ha dicho en varias ocasiones, salvan la cultura cubana y son una prueba de la resistencia ante el bloqueo. Así lo evoca con orgullo uno de sus fundadores, Camilo Velazco, en aquel momento inicial, presidente de la AHS en Moa.

“En pleno Período Especial (1993) nacieron Las Romerías de Mayo. Muchos nos fajamos con Alexis Triana, pero estábamos conscientes que asistíamos a un hecho cultural sin precedentes, único en Cuba y sobre todo desde los jóvenes artistas y creadores. Nació para quedarse. No importan los obstáculos, ni los reales daños del bloqueo a los que se refiere Fernando Rojas, La Romerías salvan la Cultura cubana y serán eternas”.

Tal como diría otro usuario del foro, denominado Palmero, se pudiera preguntar al revés, ¿puede la cultura detener el bloqueo? ¡Claro que sí! A pesar de los daños reales que ha ocasionado esta política despreciable, la cultura cubana se ha desarrollado y lo más importante está al alcance del pueblo. Cuba seguirá creciendo, y el bloqueo caerá por su propio peso. (Cubavsbloqueo-Cubahora)

Añadir nuevo comentario