Parlamento cubano aprueba declaración en rechazo a Ley Helms-Burton

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba rechazó la política hostil del gobierno de Estados Unidos hacia la isla y la Ley Helms-Burton, proyecto genocida extraterritorial promovido contra el pueblo cubano.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales, Yolanda Ferrer, dio lectura al documento que ratifica su total apego al espíritu de la Ley de Reafirmación de la Dignidad y la Soberanía Cubanas, Ley No. 80 de 1996, que declara ilícita, inaplicable y sin efecto jurídico la Ley Helms-Burton; así como a los postulados de la Ley de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba, Ley No. 88 de 1999.

Además, el texto reafirma el compromiso irrevocable con la voluntad de la inmensa mayoría del pueblo de Cuba, decidido a defender su derecho a la paz y la autodeterminación, y a construir un futuro próspero y democrático amparado en su Estado Socialista de Derecho.

Igualmente, agradece a los parlamentarios del mundo que expresan su rechazo al bloqueo y a la Ley Helms-Burton, y su respeto a un pueblo leal, a su estirpe, que no hará concesiones de ninguna índole ni renunciará a uno solo de sus principios.

La declaración reconoce los pronunciamientos y acciones del gobierno de Estados Unidos hacia Cuba, encaminados a profundizar el deterioro de las relaciones bilaterales y retomar la política de confrontación directa contra la isla.

En ese sentido, recuerda que el bloqueo impuesto desde hace casi seis décadas constituye una política unilateral y arbitraria que atenta contra los derechos humanos del pueblo cubano.

Esa política genocida es el principal obstáculo para el desarrollo de Cuba, viola el Derecho Internacional, los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, así como las normas del libre comercio, indica el documento.

También el texto expone que la Ley Helms-Burton es un instrumento político con pretensiones de dominación colonial que desconoce la independencia, la soberanía y el derecho a la autodeterminación del pueblo cubano, a la vez que busca perseguir y sancionar a entidades y empresarios del mundo que negocien con Cuba.

Estados Unidos apuesta por recrudecer con la Ley Helms-Burton su bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, pese al rechazo que genera en el mundo el cerco y la violación del Derecho Internacional que implica.

(Cubavsbloqueo/Prensa Latina)

Añadir nuevo comentario