Bloqueo de Estados Unidos apunta al corazón de los camagüeyanos

CUBA, 11 de octubre de 2018.- Para realizarse un ecocardiograma trans-esofágico, más preciso y fidedigno en el diagnóstico de afecciones del corazón, los camagüeyanos deben trasladarse ahora hasta la provincia de Villa Clara, pues el equipo de marca Philips con esa funcionalidad sucumbió a tantos años de uso.

Sin posibilidad de adquisición de piezas de repuesto desde que en 2009 la filial norteamericana Philips Electronics of North America Corporation fuera multada de acuerdo con las restricciones del bloqueo del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, el aparato de ultrasonido se mantenía funcionando gracias a la inventiva de los especialistas en Electromedicina.

Estaba en activo desde 2007 y ya no respondió más a esos esfuerzos, explicó a la ACN el doctor Ángel Miranda Fragoso, jefe de Cardiología del Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech de la provincia de Camagüey, quien sufre la impotencia de ver cómo esa política afecta al servicio que dirige. 

Cerca de 40 camagüeyanos están en lista de espera para ser operados en el Cardiocentro Ernesto Che Guevara, en la ciudad de Santa Clara, por falta de recursos como las válvulas mecánicas específicas para los aquejados de valvulopatías, que pueden llevar a la muerte si no se tratan a tiempo, añadió el especialista.

Por las restricciones del bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba, hay que comprarlas en mercados lejanos y a precios más altos, por el riesgo de sanciones asumido por las compañías al venderle a nuestro país, ilustró el galeno, a quien el amor por su trabajo le hace sentir cada caso desde un punto de vista personal.

Es muy dura la responsabilidad de decidir quién se opera antes y quién queda a la espera, basado en la condición de su patología, pues todos son seres humanos que dejan una huella en nuestros corazones, refirió el joven doctor.

Según refiere el informe de Cuba contra el bloqueo correspondiente a 2018, que se presentará próximamente, como cada año, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el cinco de abril de 2018 se le solicitó a la compañía Cook Medical la compra de diferentes insumos.

Válvulas cardiacas, como las descritas por Miranda, figuran en la lista de solicitudes, denegada por Cook Medical al aludir que sus productos no están disponibles para su venta o distribución en el mercado cubano.

A más de 134 mil 499 millones 800 mil dólares se calcula que asciende el monto cuantificable del bloqueo contra Cuba, además del costo humano incalculable durante casi seis décadas de vigencia de esa política. (Cubavsbloqueo-ACN)
 

Añadir nuevo comentario