Añadir nuevo comentario

Amazon vuelve a ser blanco de política de EE.UU. contra Cuba

Washington, 9 jul. El gigante del comercio electrónico Amazon deberá pagar más de 134 mil dólares al gobierno de Estados Unidos por presuntamente violar las sanciones que mantiene hoy Washington contra Cuba y otros países.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro informó este martes en un comunicado que la compañía con sede en Seattle acordó pagar 134 mil 523 dólares 'para resolver su posible responsabilidad civil por violaciones aparentes de múltiples programas de sanciones' de esa entidad.

Según el texto, las supuestas infracciones consisten en haber aceptado y procesado pedidos en sus sitios web de personas ubicadas o empleadas por las misiones extranjeras de Cuba, Irán, Sudán, Siria y la República Popular Democrática de Corea, países sujetos a los castigos unilaterales de la OFAC.

La declaración también indicó que desde el 15 de noviembre de 2011 hasta el 18 de octubre de 2018, personas ubicadas en Crimea, Irán y Siria hicieron pedidos o realizaron negocios en los sitios web de Amazon.

En general, las violaciones aparentes consistieron sobre todo en transacciones que involucraron bienes y servicios minoristas de bajo valor, para los cuales el monto total de las transacciones fue de unos 269 mil dólares, indica el comunicado.

Las presuntas violaciones ocurrieron principalmente porque los procesos automatizados de detección de sanciones de Amazon no pudieron analizar de forma completa todas las transacciones y datos de clientes relevantes para el cumplimiento de las regulaciones de la OFAC, agrega el documento.

No es la primera vez que Amazon sufre los efectos de la política hostil de Estados Unidos contra Cuba, pues la compañía tecnológica fue una de las empresas norteamericanas golpeadas por demandas bajo el Título III de la controvertida Ley Helms-Burton.

Ese acápite legislativo, que la administración de Donald Trump activó el 2 de mayo de 2019, permite a los estadounidenses demandar a personas y entidades, incluso de terceros países, que inviertan en el territorio cubano en propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.

Una firma de abogados con sede en Miami interpuso una reclamación contra Amazon en septiembre último a nombre de Daniel González, nieto de Manuel González Rodríguez, quien habría sido dueño de un terreno de dos mil acres en la antigua provincia cubana de Oriente.

De acuerdo con la demanda, esa tierra se utilizó con el fin de producir carbón de marabú para exportar a Estados Unidos, una actividad de la cual se habría beneficiado Amazon al vender ese producto a través de su sitio web.

En mayo un juez federal de Florida desestimó esa demanda, al concluir que la Ley Helms-Burton no permite reclamos basados en propiedades obtenidas a través de herencia después del 12 de marzo de 1996, fecha en la que fue aprobada la polémica legislación.

(Cubavsbloqueo-Prensa Latina)