Añadir nuevo comentario

Bloqueo:obstáculo al desarrollo económico-social de Cuba

CUBA, 16 de mayo de 2018.- El Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, denunció hoy en Ginebra el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba, así como también su aplicación extraterritorial, reportó la Agencia Prensa Latina.
Al presentar el informe de la isla ante el Examen Periódico Universal (EPU), del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el Canciller cubano aseguró que ese cerco provoca privaciones y continúa siendo el principal obstáculo para el desarrollo económico y social del país.
Agregó que es rechazado por la comunidad internacional, viola los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional; y representa una flagrante, masiva y sistemática violación de los derechos humanos de los cubanos.
Rodríguez Parrilla agregó que el bloqueo califica como acto de genocidio a la luz de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948.
Además, reclamó la devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo, que ocupa la base naval estadounidense, donde EE.UU. mantiene un centro de detención en el que se comenten graves violaciones de los derechos humanos y actos de tortura.
Durante la presentación del informe también denunció las campañas político-mediáticas contra Cuba, que tergiversan nuestra realidad; buscan desacreditar al país y omitir los indiscutibles logros en materia de derechos humanos.
El Canciller cubano ratificó la voluntad dialogar y brindar las informaciones necesarias sobre la base del respeto y la objetividad que deben caracterizar el ejercicio, en el que no debiera haber dobles raseros ni intentos de manipulación con fines políticos, los cuales no aceptaremos, enfatizó.
Según otros reportes de Prensa Latina, Olga Lidia Pérez, directora de Notaría del Ministerio de Justicia e integrante de la delegación cubana, resaltó las amplias garantías existentes en el país para la promoción y protección de los derechos humanos.
Dijo que el sistema político de la nación es democrático, participativo y popular, lo cual quedó demostrado en el recién concluido proceso electoral, y que la democracia en Cuba es un ejercicio de participación permanente, que no se limita solo a las elecciones.
En la actualidad, agregó, se realizan acciones para promover mayor participación y pluralidad de ideas, fortaleciendo las vías e instancias para el debate y la generación de consensos en la adopción de decisiones, permitiendo la participación activa de organizaciones de la sociedad civil en la identificación y solución de los retos que enfrentamos.
El diputado Eldys Baratute, integrante de la delegación cubana, se refirió a la red de instituciones culturales existentes en el país, dirigidas a impulsar la labor de los creadores y a garantizar amplio acceso a la cultura.
Asimismo se refirió al fomento de la pluralidad de ideas y libre creación, y al rol que desempeñan los medios de comunicación que no están sujetos al control de los monopolios de la información, a lo que se suman los esfuerzos por informatizar a la sociedad ampliando los servicios de internet y la conectividad.
Otro reporte de Prensa Latina informa que el director general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la Cancillería cubana, Rodolfo Reyes, denunció hoy en Ginebra la manipulación del tema de los derechos humanos y el uso de agentes al servicio de potencias extranjeras como instrumento de ataque en esta materia.
El representante cubano rechazó que organizaciones tales como Freedom House y UN Watch realicen manejos turbios y transgredan el principio de la cooperación en derechos humanos con ideas ajenas a la misma, ya que son entidades de conocida ejecutoria contra las causas más nobles, al tiempo que desnudó sus vínculos con los servicios de inteligencia de Estados Unidos e Israel.
Reyes calificó de broma de mal gusto que se presente a agentes reclutados como defensores de los derechos humanos, procedimiento recurrente para tratar de desacreditar a Cuba; reiteró que en la isla no existen prisioneros políticos, y las personas que cumplen sanción fueron juzgadas por tribunales competentes,  y cumpliendo con los procedimientos.
Durante esta jornada el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla reiteró la voluntad de la mayor de las Antillas de escuchar criterios y opiniones de la comunidad internacional, sobre la base de la cooperación y la no manipulación y selectividad del tema de los derechos humanos.  (Cubavsbloqueo-ACN)