Añadir nuevo comentario

Universidad británica prohíbe ingreso de cubanos para obedecer al bloqueo de EE.UU.

REINO UNIDO, 31 de julio de 2017.- La Campaña de Solidaridad con Cuba (CSC) en el Reino Unido ha lanzado una campaña para abolir la prohibición de las solicitudes de ingreso de estudiantes cubanos por una de las mayores instituciones educativas del país.

La Universidad Abierta (Open University) ha sido expuesta a críticas por operar una política que prohíbe las solicitudes de ingreso de estudiantes cubanos, sean residentes en el país o no, debido a las leyes del bloqueo estadounidense contra Cuba.

Por su parte, la Open University afirma que su proceso de admisión opera según una lista de “países restringidos” porque teme la posibilidad de ser multada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos si viola las leyes del bloqueo y permite a los estudiantes cubanos ingresar a sus programas de estudio.

Esta política salió a la luz después de que un estudiante cubano se postulara a un doctorado en la institución el pasado abril, y le informaron que no podía ingresar debido a su nacionalidad cubana.

La Campaña de Solidaridad con Cuba afirma que al prohibir las solicitudes de ingreso de un grupo de estudiantes según su nacionalidad, la Open University viola la legislación vigente del Reino Unido contra la discriminación, establecida por la Ley de Igualdad de 2010.

Como respuesta a la iniciativa del CSC, más de mil 200 personas han escrito a sus Miembros del Parlamento para pedirles que intervengan en el caso y obliguen a la Open University a cambiar su política.

Sally Hunt, secretaria general de la University and College Union (Sindicato de profesores y trabajadores de universidades e institutos de educación superior), ha dirigido una carta al vicerrector de la Open University. En el texto expresa:

    “Estamos preocupados por el carácter discriminatorio de la política de admisiones de la Open University, que no sólo va en contra de su misión de abierto acceso, sino también la práctica actual de otras universidades, donde los estudiantes cubanos pueden cursar carreras y estudios de postgrado.”

Además de violar las leyes de igualdad, esta política también resulta una contravención de la ley ‘The Protection of Trading Interests Act’ (sobre la protección de los intereses comerciales), según la cual el Reino Unido puede penalizar a las empresas y organizaciones británicas que acatan el bloqueo extraterritorial de los Estados Unidos contra Cuba. En efecto, la Open University pone la legislación anticubana del bloqueo estadounidense por encima de la ley del propio Reino Unido.

Tales casos destacan el alcance global del bloqueo y su impacto en el pueblo cubano. Sin embargo, este es el primer ejemplo de este impacto en una institución educativa británica. En 2007 Hilton Hotels intentó prohibir a los nacionales cubanos de quedarse en sus hoteles en el Reino Unido, citando las mismas razones que la universidad. Sin embargo, después de una exitosa campaña por parte de la CSC y una coalición de sindicatos y parlamentarios, la cadena hotelera desistió de este propósito.

La Campaña de Solidaridad con Cuba considera que la acción de la Open  University es a la vez poco ética e ilegal según la ley del Reino Unido, y ha reclamado al gobierno británico que intervenga en el asunto.

El Director de la CSC, Rob Miller, enfatizó:

    “Es inaceptable en todos los niveles que una universidad británica prohíba a todo un grupo de estudiantes basándose únicamente en su nacionalidad, la cual contradice las leyes contra la discriminación y por la igualdad de oportunidades. En su acción y la justificación ofrecida castiga al pueblo de Cuba y socava la soberanía de la ley británica. Dichos estudiantes cubanos son bienvenidos estudiar en otras universidades británicas. Al introducir esta política injusta, discriminatoria y desagradable, la Open University se burla de su afirmación de ser ‘abierta a todos’”.

(Cubaminrex-Cubadebate)