Caras visibles del impacto del bloqueo de EE.UU. contra Cuba

La Habana, 29 de octubre de 2019.- Limitaciones para el uso de equipamiento de laboratorio, programas informáticos y reactivos de origen norteamericanos, son las caras visibles del impacto del bloqueo, impuesto por los Estados Unidos a Cuba desde hace casi seis décadas, en el Centro Nacional de Genética Médica, en esta capital.

La doctora Yudelkis Benítez Cordero, subdirectora del Centro, explicó hoy a la prensa que si bien tales obstáculos afectan el desarrollo del programa nacional de diagnóstico, manejo y prevención de enfermedades genéticas y defectos congénitos, no han impedido que allá cada día se realicen las actividades pertinentes.

Comentó que Cuba utiliza reactivos de laboratorio de biología molecular de origen estadounidense para el diagnóstico, pero que estos deben obtenerse por terceros países, lo que aumenta el costo y demora el tiempo del arribo.

De acuerdo con la experta, se mantienen las afectaciones para la prevención y detección de enfermedades cromosómicas por la adquisición a partir de terceros países de AmnioMAX-II Complete Medium, empleado para el cultivo de células humanas de origen prenatal que garantiza que se pueda realizar estudios cromosómicos a las embarazadas con riesgo.

Insistió que ello queda muy claro desde la página oficial en Internet, ya que basta intentar acceder a la información de este producto en el catálogo Thermofisher para leer que este no se encuentra disponible para Cuba.

De igual forma, la subdirectora refirió que no ha sido posible la presentación de 1 miligramo del medio de cultivo completo Demecolcine, empleado para cultivo de células humanas de origen prenatal y posnatal, que permitiría un importante ahorro de este medio empleado en el diagnóstico cromosómico tanto prenatal como en pacientes con sospecha de síndromes clínicos genéticos.

Enfatizó en que los errores innatos del metabolismo son un grupo de enfermedades genéticas complejas, que pueden producir secuelas importantes como desnutrición, convulsiones, discapacidad intelectual y la muerte, por lo que el diagnóstico temprano y certero de estas enfermedades disminuye las posibilidades de complicaciones en estos pacientes.

No obstante, recordó que para el diagnóstico certero se requiere del empleo de equipos de alta tecnología, en particular la cromatografía líquida acoplada a espectrometría, y que la mayoría de estos equipos son de fabricación estadounidense o tienen componentes de este origen, lo que impide su comercialización a la mayor de las Antillas.

Benítez Cordero aseguró también que para el proceder de Genética Médica se precisa de sistemas informáticos que permitan hacer el análisis de datos de los espectros y por tanto el diagnóstico, los cuales, si son de procedentes del vecino país, están vetados para Cuba.

Otro ejemplo ofrecido por la experta fue que la plataforma para secuenciación de ácidos nucleicos de Ilumina, útil para la medicina de precisión, el desarrollo de la oncogenética, el diagnóstico de enfermedades poco frecuentes y la realización de estudios genómicos, hasta la fecha no ha sido accesible para la nación caribeña por el solo hecho de tener origen norteamericano.

Señaló que otro aspecto en el que inciden las medidas arbitrarias de la administración de la Casa Blanca es en la imposición de obstáculos para el intercambio científico, la capacitación y la colaboración internacional para el análisis de muestras biológicas.

En medio de ese contexto, el Centro, desde sus cinco laboratorios, logra la detección oportuna de más de 120 enfermedades y garantiza que hoy la mortalidad infantil por defectos congénitos sea del 0.8 por cada mil nacidos vivos.

Significó que la institución está incursionando en el estudio no invasivo en sangre materna para obtener el ADN fetal -para no tener que llegar a la obtención del líquido amniótico y hacer los estudios genéticos necesarios-, pues el año pasado se realizó una tesis que incursionaba en el tema con el asesoramiento del Centro.

Informó además que las enfermedades genéticas más comunes en Cuba son la siclemia, hemofilias, neurofibromatosis y otras cromosómicas como el Síndrome de Down, aparte de los defectos congénitos de origen multifactorial.

(Cubavsbloqueo- ACN)

Añadir nuevo comentario